AJIACO

La gastronomía típica es un sello indeleble de la identidad de los pueblos.

El Ajiaco es una sopa tradicional que se puede definir como un plato nacional, al menos en Colombia es innegable su tradición y el gran valor que se le da dentro de la gastronomía local.

A pesar de tener diversas maneras de prepararse, siempre tendrá la magia de recordarnos ese sabor casero, tradicional, que con los años le ha otorgado títulos de la talla de obra maestra del arte culinario.

El ajiaco más tradicional está compuesto por papa criolla, papa pastusa, papa sabanera, arracacha, mazorca, pollo, cebolla larga y guascas. Entre sus acompañamientos se encuentran el aguacate, la crema de leche, las alcaparras  y aunque parezca extraño, para algunos, ají.

El porqué del  nombre, tiene varias versiones, la más conocida dice que se denominó así porque su receta original contenía ají. Otra versión se basa en una leyenda indígena que cuenta que esta sopa se bautizó así cuando gobernaba el Cacique Aco junto a su esposa Aj, y que   al combinar sus nombres nació la palabra. Algunos otros consideran que el término ajiaco es un nombre genérico, que se le otorgaba a sopas y cocidos, lo que explicaría la existencia de diversos tipos de ajiaco en varios países de América Latina.

La idea de esta preparación que tuvo su auge y desarrollo en la época de la colonia se le atribuye a los muiscas que habitaban Cundinamarca y Boyacá, quienes se caracterizaron por realizar preparaciones con maíz.

El plato termina de conformarse completamente con la llegada del pollo, las alcaparras y la crema de leche, provenientes de Europa.

Si por alguna razón no lo has probado, hazlo y otórgate una experiencia gastronómica excepcional

0
0 item
Carrito
Empty Cart